Detrás de Barker

Detrás de Barker

Soy Alessia Albertini, una de las fundadoras de Barker y la ingeniera a cargo de la planta de producción. Nuestra planta se encuentra en Manchay, Pachacamac y cuenta con registro SENASA al igual que todos nuestros productos cuentan con registro sanitario.

Hoy voy a contarles un poco sobre el “detrás de Barker”. Voy a hablar de cuatro temas que son muy importantes para la producción y la calidad de Barker. Estos temas son:

I. SENASA
II. Proceso de producción de Barker
III. Cadena de frío y tratamiento de proteínas crudas
IV. Higiene en planta

l. SENASA
SENASA es la entidad que se encarga de aprobar el reglamento de registro, control y comercialización de productos de uso veterinario y alimentos para animales.

Los productos deben contar con el registro sanitario que es brindado por esa entidad para poder ser comercializados. Deben pasar por 3 pasos:

Profesional responsable del producto:
Se debe justificar al profesional que respalda el producto con el certificado de habilidad expedido por el Colegio Médico Veterinario del Perú. En el caso de Barker, el profesional responsable es el Dr. Ricardo North.

Inscripción del importador, exportador, distribuidor, fabricante y/o envasador:
Barker es fabricante, envasador y distribuidor. Para registrarse como tal se lleva a cabo una inspección de la planta de producción a fin de verificar el cumplimiento de todas las exigencias de SENASA para determinar que las instalaciones son aptas.

Inscripción de producto de uso veterinario:
Una vez que se tiene la inscripción del profesional responsable y la aprobación de la planta de producción se pasa a la inscripción de los productos. Para registrar los productos se debe entregar:
Fórmula e ingredientes
Proceso de producción a detalle (incluyendo modo de elaboración, peso específico, control de temperaturas, etc.)
Detalle del envase (material, presentación y proveedor)
Estudio de vida útil del producto de un laboratorio certificado (se detalla la duración del producto)
Análisis microbiológico del producto de un laboratorio certificado
Análisis garantizado (valor nutricional) de un laboratorio certificado

En el caso de Barker contamos con tres líneas de producto: alimento Barker, los premios deshidratados Barker Bites y el helado de yogurt natural, cada producto cuenta con registro sanitario:

Barker – pollo: A0115N3736
Barker – pavo: A0115N3734
Barker – carne de res: A0115N3735

Barker bites – camote: A3415N0168
Barker bites – bazo de res: A3403N0170
Barker bites – pollo: A3403N0167

Yogy: A3415N0188

II. Proceso de producción
Barker está compuesto de proteínas crudas, verduras precocidas, arroz cocido, vitaminas y minerales. El proceso de producción es el siguiente:

Detrás de Barker

Es importante cumplir la fórmula al pie de la letra para así garantizar el valor nutricional del producto y las cantidades que requiere el perro de proteína, carbohidratos, grasa, fibra, vitaminas y minerales.

La proteína cruda, que es el insumo principal, no pasa por ningún proceso térmico ni químico para así asegurar que el producto sea 100% natural. Barker no tiene químicos ni preservantes y se tiene que mantener congelado. El tiempo de vida del producto es de 5 meses en la congeladora.

Por otro lado, en el caso de los Barker Bites, solo se utiliza 1 solo ingrediente y el único proceso es el de deshidratado. Hay 3 presentaciones: bazo de res, camote y pollo. Este producto tiene un tiempo de vida de 10 meses y se debe conservar a temperatura ambiente.

III. Cadena de frío y tratamiento de proteínas crudas
Una de las principales cosas que se debe hacer para garantizar la calidad del producto y el tratamiento adecuado de las proteínas crudas es una cadena de frío de inicio a fin. Esta cadena inicia en los proveedores y termina en el cliente final.

La dieta de proteína cruda para perros es recomendada en todo el mundo, pero es necesario hacerlo correctamente. Si la proteína cruda no proviene de una instalación que cumple con todos los estándares de calidad y no se procesa de la manera correcta, esto puede causar problemas en la mascota. Es por esto que Barker le da prioridad a mantener la cadena de frío.

Barker trabaja con proveedores certificados que cumplen con todos los estándares de calidad y tienen certificados para validarlo. Antes de empezar a trabajar con un proveedor, se pide toda la documentación para comprobar que sus instalaciones son aptas, sus productos cuentan con registro sanitario y que la calidad cumple los estándares necesarios. Una vez que se valida la documentación, se pide una muestra del insumo para poder comprobar que son adecuados por nuestro lado. Cuando todo está conforme, se empieza a trabajar con el proveedor.

La proteína cruda (ya sea pollo, pavo o carne de res) llega congelada, se procesa congelada y se almacena congelada. Es muy importante que no se pierda esta cadena de frío para poder conservar correctamente la proteína. La congelación logra ralentizar la descomposición del alimento al convertir la humedad residual en hielo inhibiendo el crecimiento de la mayoría de bacterias. Es por esto que las hamburguesas se mantienen en la cámara de congelamiento (entre -18°C y -20°C) un mínimo de 48 horas antes de ser envasadas y despachadas como medida de seguridad.

Además, se extrae una muestra de cada lote de producción para poder examinarla con análisis de laboratorio y garantizar que no hay presencia de bacterias como salmonella o e coli, o que los microorganismos aerobios mesófilos, los hongos y levaduras y los microorganismos coliformes se encuentren dentro del rango permitido. Recién cuando se reciben los resultados de las muestras confirmando que todo cumple, se da en alta al lote para ser despachado.

Para Barker es esencial brindar un producto de calidad, seguro para el consumo de mascotas y que les encante a los perros.

IV. Higiene en planta

Al tratar con alimentos, es fundamental contar con procedimientos internos relacionados a calidad, higiene y sanidad. Los procedimientos incluyen el detalle de la limpieza de la planta de producción, el detalle de los uniformes e higiene de los operarios, las capacitaciones al personal, la documentación requerida por el personal para poder manipular alimentos, entre otros. Todo se encuentra especificado en un “checklist” que se debe cumplir todas las semanas.

Limpieza en planta:
Hay 2 tipos de limpieza en planta: la limpieza inicial y la final. El checklist cuenta con un detalle de todas las zonas y equipos que deben ser limpiados y el procedimiento adecuado de cómo hacerlo para cada tipo de limpieza.
La limpieza inicial es la que se hace todos los días al inicio del día. Antes de empezar la producción se hace una limpieza simple de las zonas de trabajo que incluyen principalmente las máquinas y las mesas de trabajo.
La limpieza final es la que se hace todos los días al final de la producción. Esta limpieza es más exhaustiva que la inicial ya que se debe limpiar y desinfectar toda la planta de producción. Es importante dejar todo impecable al final del día.

Operarios:
El personal de planta cuenta con carnet de sanidad para la manipulación de alimento que se renueva cada 6 meses, uniforme y botas que solo se pueden utilizar en planta y guantes de nitrilo.
Además, cada 3 meses se hace una capacitación sobre la importancia de la higiene y sanidad en la planta y se explica a detalle todos los procedimientos como por ejemplo el lavado y desinfección de manos.

¿Te interesa saber más sobre el “detrás de Barker”?
Escríbenos todas tus dudas al 991 750 566.

Alessia
Fundadora de Barker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Barker

Lo mejor para tu mascota